Deja de limitarte

Deja de limitarte

Los primeros rayos de luz entran por la ventana.

Es Domingo.

Te levantas medio aturdido/a por las cervezas que te tomaste anoche.

No puedes dormir más.

Pones la cafetera.

Te sientas en el sillón de tu salón con tu café en la mano, pensativo, pensativa. Le das el primer sorbo.

De repente una sensación de extraña apatía te invade con todo tipo de pensamientos.

“Mañana Lunes otra vez”.

“Que vida más rutinaria”.

“Necesito un cambio ya”. 

Y te empiezas a cuestionar.

¿Qué puedo hacer con mi vida?¿Tiene sentido todo esto que estoy haciendo?”

Vuelves a entrar en esa discusión interna.

Vuelves a sentirte perdido.

Vuelves a intentar solucionar el puzzle de tu vida.

Vuelves a posponer las soluciones para otro día.

Para ese día que te decidas. Para ese día que jamás llegará.


Deja de limitarte

Acabo de llegar de las Jornadas de los Grandes Viajes, donde he escuchado historias de gente normal, cómo tú y cómo yo, que un día decidieron  abandonar esa comodidad y seguridad tan venenosa que sin darnos cuenta gobiernan nuestra vida.

Gente que decidió  tomar las riendas de su vida para hacer lo que deseaban, lo que soñaban, para hacer lo que realmente les hacía felices.

Dar la vuelta al mundo durante 3 años a pie, pedalear durante 9 años recorriendo los 5 continentes,  viajar a dedo desde Filipinas hasta Turquía, viajar por el continente Africano durante 8 meses en 4×4 , dar la vuelta al mundo en velero durante 2 años    y un sinfín de historias de personas que demostraron que los límites no existen.

Los límites los pones tú. Los límites solo existen en  tu mente.

Así que por eso te digo.

Deja de limitarte.

Dile adiós a esa señora perversa  que se llama  Comodidad.

Despide a Seguridad de tu vida. De una vez y para siempre.

Empieza a saludar a la graciosa y encantadora  de Libertad. Enamórate de ella.

Empieza  a echarle coraje a esto de vivir.

Vida, sola hay una, y aunque suene muy transcendental, todos tenemos fecha de caducidad en este mundo. Y es así.

Quieras verlo o no.

Así que, ¿ qué sentido tiene desperdiciar los mejores años de tu vida haciendo algo que no te motiva, dedicándote a algo que no te gusta, reprimiendo tus  sueños a la otra vida?

¿Estamos locos?

Olvidamos lo que somos, lo que soñábamos, lo que queríamos.

Busca esa pasión que nunca pudiste desarrollar, ese sueño que te dijeron que era inalcanzable, ese objetivo que tú mismo decidiste no cumplir.

¿ Cómo dejo de limitarme?

Ahí la gran pregunta.

Desaprender para reaprender

El primer paso consiste en desaprender.

Desmontar ese pensamiento instaurado en tu mente de que tienes que vivir de un modo predefinido en conjunción a un  estilo de vida que se considera “normal”.

Cuando digo estilo de vida, digo los estudios  que tienen más salidas, digo ese gran trabajo que te ofrece una gran “calidad” de vida. Todo eso que te dijeron que era lo “normal, lo bueno, lo mejor”.

Hacer 5 días algo que no te gusta para vivir dos días haciendo algo que te gusta.

¿Eso es Normal?

Los cojones.

Cuestiona los pensamientos corrientes. Cuestiónate a ti mismo.

Rodéate  de los tuyos

Para dejar tu mente fluir y destruir esas barreras mentales, esas creencias sistematizadas, necesitas rodearte de aquellos que te pueden influenciar de manera positiva.

De aquellos que lucharon por sus sueños y lo intentaron.

De aquellos que inspiran, que aportan, que olvidaron ese ego tan “ sinvergüenza que muchas veces aflora en nosotros sin pedir permiso, de aquellos que se rieron de la palabra ” imposible”.

Porque fueron valientes, se lanzaron al barro y lo comprobaron en primera persona.

Aléjate y toma distancia de esos que  ponen obstáculos a tus objetivos, a tus metas, a tus sueños. Solo minarán tu moral, tu pensamiento. Solo te harán cuestionarte. Solo crearán nubes negras.

Somos muy influenciables, y dejarnos intoxicar es realmente fácil.

Así que no escuches a aquellos que fomentan los miedos.

Los miedos que ellos mismo no pudieron superar. ( Lo puedes llamar miedo, barrera mental, límites auto impuestos, como te dé la gana. La gama es muy amplia).

Es imposible dar el primer paso si vives todos los días rodeados de gente que “camina hacia atrás”.

Da el primer paso

Ahora sí.

Da el primer paso. Pasa a la acción. Ahora. Ya.

Aprovechar los  mejores años de tu vida haciendo lo que te dé la real gana.

Disfrutando.Sintiendo esa satisfacción personal que tanto hemos olvidado.

Qué quieres dedicarte a eso que tanto te gusta hacer, autodespídete, reinvéntate y crea tu propio trabajo. Nunca lo tuvimos tan fácil.

 Que quieres viajar, pon una fecha de ida ya y  Viaja.

Los límites los pones tú. Los pone tu mente.

La creatividad no entiende de límites.

Y recuerda que , si crees, CREAS.


 

Vuelvo con las pilas muy recargadas de estas jornadas y con el espíritu viajero al 100 %. Sigo reaprendiendo y conociendo a gente que me inspira y me motiva a seguir .

Siguiendo con los preparativos de ese gran viaje.

Si te ha gustado el artículo comparte por las redes sociales y cuéntale a tus amigos que los límites no existen. Seguro que más de uno te lo agradecerá. 

 

 

 

 

 

Acerca de Alberto

Soy Alberto, ese que está detrás de Mi Mundo en la Mochila. En los últimos años , viajar me ha proporcionado experiencias increíbles. Aquí quiero mostrarte cómo viajar más por menos y cómo esto producirá consecuencias terribles en tu persona . Actualmente preparando mi gran viaje con billete de ida. Aquí te lo cuento

Deja un comentario