Housesitting 1

Housesitting, viajar cuidando de casas, de mascotas, viajar conectando con personas.

“Acababa de llegar a Kaukapakapa (cinco veces me ha costado escribirlo bien). Había hecho autostop desde Kiwaka (un pueblo en la isla norte de Nueva Zelanda.). Allí me encontraba en la puerta de un hotel de carretera, esperando que me recogiera Guy, el dueño de los perros que iba a cuidar durante la siguiente semana. Aguardando por una nueva experiencia. Esta vez, “haciendo housesitting.”

¿Te gustan los animales?

¿Quieres encontrar una forma barata de viajar?

Si la respuesta es sí, espero que este artículo te ofrezca una nueva puerta para lanzarte a la aventura del viaje. Hoy hablamos sobre Housesitting.

¿Que es housesitting?

El concepto es muy sencillo. Cuida de las mascotas de una persona mientras esta se encuentra fuera de su vivienda, ya sea por un viaje o por cualquier otra razón. En algunos casos solamente es hacerte cargo de la casa.

Sí, así es. Esta es la nueva filosofía que reina en este nuevo siglo. El Win-win. El beneficio mútuo. Ambas personas se benefician de esta nueva forma de colaborar. El dueño soluciona el problema de tener que buscar a alguien para dejar a su mascota.Muchas veces tienen que recurrir a guarderías de animales. El “housesitter”, la persona que se queda a cargo de las mascotas puede pasar un periodo de tiempo en una casa, ahorrándose el coste de alojamiento si esta persona esta viajando.

Housesitting es una nueva oportunidad para todos esos viajeros que se encuentran alrededor del mundo. Una nueva forma de slow-travel (de viajar despacio),  de disfrutar de los animales, de viajar conectando con los lugares, con las personas.

“Un hombre de 1,90,  con una gran sonrisa en la cara me llamaba.

– Ey, ¿Alberto?.

Era Guy, padre de cuatro, ex-entrenador de vela( hacía dos semanas que había dejado el trabajo que había realizado durante 12 años) , un hombre muy simpático.

Comenzamos a charlar en el coche y a coger un poco de confianza. Al llegar a casa, me recibieron Monty y Massie, la pareja de perros ( no tengo ni idea de razas de perros) con la que que iba a estar conviviendo esa semana.”

Beneficios de hacer housesitting.

Los beneficios de hacer housesitting son muchos.

Una forma muy barata de viajar

Ahórrate un dinero en alojamiento durante un periodo de tu viaje. En un país cómo Nueva Zelanda donde el coste de habitación en un hostel esta alrededor de los 25$ neozelandeses por noche ( 16 €), housesitting es una gran opción para reducir gastos. Además puede dar el caso de que la familia te ofrezca la comida. En mi caso, me dejaron el frigo y la despensa llenos. Así que más dinero que me ahorre.

Si te gustan los animales, esta es una oportunidad perfecta para disfrutar de ellos. Perros, gatos, caballos, loros, conejos,etc Todo tipo de animales que requerirán tu atención durante ese periodo de tiempo que estarás en la casa. Yo nunca he tenido mascota, pero los animales me gustan. Experiencié lo que es tener dos perros y una gata durante una semana. Y les dí todo el cariño del mundo , en forma de caricias, de canciones y de buenas palabras. Despertaba a Monty y a Massie con una de mis canciones mañaneras, “Que bello es vivir” de el Kanka.

Tiempo para tí.

¿Necesitas un tiempo para ti mismo?  Este es otro de los beneficios que tiene el Housesitting. Un tiempo para ti, quizás para desarrollar ese proyecto que tienes en mente, para salir por un tiempo de ese medio ambiente en el que te encuentras asfixiado, para planear tu próximo viaje, para tener una parada después de mucho tiempo moviéndote. Esta forma de viaje te ofrece todo eso. En esos siete días que pase en Helensville me dediqué a escribir, a cocinar(le preparé una gran comida de Viernes Santo a mi vecina, la abuela), a seguir instaurando el hábito de la meditación. También tuve tiempo par tocar el Ukelele(nivel principiante), para hacer yoga, pasear y para estudiar para un examen de Inglés que tengo próximamente.

Conectas con personas.

Conoces gente. Vayas donde vayas conocerás  a los dueños de esa casa, de esas mascotas. Y seguramente sean personas muy interesantes, con una mente muy abierta, personas con las que puedas enriquecerte. Personas con las que compartir una buena conversación y un buen vino.  Así fue en mi caso. (Luego te cuento un poquillo más).

 Mi teoría es que la mayoría de las personas son honestas.  Y la posibilidad de que des con ese pequeño porcentaje que no lo son, es muy remota.

Guy, el de un metro noventa.

 Perfecto para viajar en pareja

Si viajas en pareja esta puede ser vuestra oportunidad para relajaros durante un tiempo.  Para tener espacio para vosotros mismos. Para hacer una pequeña parada en vuestro viaje y respirar. Hay muchas parejas que ya lo han vivenciado. Un ejemplo son Rober y Lety, viajeros, blogueros que tienen una amplia experiencia en esto Si alguna vez viajo en pareja, estoy seguro de qué contemplare la opción de Rober y Lety, pareja de viajeros, blogueros, tienen gran experiencia en esta forma de viajar.  Se recorrieron parte de la isla norte de Nueva Zelanda haciendo Housesitting. En este artículo te cuentan una de sus experiencia. Si alguna vez viajo en pareja, barajaré esta opción como una forma de viaje.

Mi experiencia.

Cómo te iba comentando, conocí a Monty a Massie al mismo llegar.  Guy me hizo una pequeña ruta por su enorme casa. Por allí me encontré a Claudia, una de sus hijas. Los demás miembros de la familia estaban ya en Napier, dónde al día siguiente  comenzaba una competición de vela, en la que todos ellos participaban.

Housesitting

Guy me explico las tareas que tenía que realizar. Básicamente darle unas pastillas a Massie (tenía una especie de enfermedad relacionada con el estrés),alimentarlos y  estar en la casa. Todo muy sencillo. Esa noche cenamos juntos.  Guy era un tipo muy simpático, con el que era muy fácil congeniar, así que al poco tiempo de conocernos, conectamos muy bien. Al día siguiente  dejaron la casa. Allí comenzaba mi primera experiencia cómo housesitter.

Cómo te comentaba anteriormente fue una semana muy tranquila. Tuve mucho tiempo para mí. Para leer, escribir, meditar, hacer ejercicio,  pasear. Para visitar a Lily, la adorable abuela que vivía en la parcela de al lado. En Viernes Santo cocine para ella. Disfrutamos  de una buena cena dónde compartimos historias, anécdotas de viaje y un buen vino.

La semana voló. A la semana siguiente, la familia volvió y comenzó mi segunda experiencia. Me invitaron a quedarme en su casa unos días más. Así que compartí cinco días con los Pilkington. Otra experiencia para recordar.  Y por supuesto les cocine.

Housesitting 3

Ensalada Murciana y patatas al montón en la mesa de los Pilkington.

Aquí te dejo una pequeña parte de mi diario dónde describo uno de los días que pase con dos integrantes de esa familia. Dos individuos muy curiosos de los que aprendí mucho.

Tras cinco días con ellos, dejé Helensville para dirigirme a mi siguiente destino.

Esta ya es tu casa Alberto, que sepas que estaremos encantados de recibirte cuando tu quieras.

Con esas palabras me despedía Jane, la madre.

Mi primera experiencia cómo Housesitter fue muy gratificante.

Comienza a hacer housesitting. Plataformas que puedes utilizar.

En Nueva Zelanda, yo utilizo Kiwihousesitters.  Esta website de housesitting es solo para Nueva Zelanda, así que normalmente tienen más registros que otra más generalista. 

Pero hay muchísimas otras plataformas en las que podrás encontrar oportunidades para hacer housesitting alrededor de todo el mundo. Aquí tienes algunas

Algunas de estas plataformas tienen coste de inscripción. Pero te aseguro que lo rentabilizarás en muy poco tiempo. Yo  la rentabilicé en mi primera experiencia. El coste de registrarme en Kiwihousesitters fue de  65 $NZ ( 40 €).

Pase doce  días en la casa de los Pilkington. Doce  días en un  hostel  en NZ me hubiera costado aproximadamente unos 190 €. Así que cómo te comento, merece la pena pagar ese coste de inscripción.

Preguntas frecuentes.

Preguntas que te pueden surgir sobre el Housesitting, sobre  esta forma de colaboración,  sobreesta forma de viajar.

  1. ¿Cuánto tiempo puedo estar haciendo housesitting? Depende de la familia o de la persona.  Yo he encontrado desde periodos de 3-4 días hasta  personas que están buscando un housesitter por dos meses porque van hacer un viaje más largo. No hay ninguna regla para esto. Dependerá de ti al fin al cabo encontrar un periodo de tiempo que se adecue a tus necesidades.
  2. ¿Hay algún límite de edad para hacer Housessiting?La edad no es ningún limitante. Siempre que puedas cumplir las tareas que se requieren en la casa que te vas a quedar, la edad no es ningún factor que influya. Un gran ejemplo de ello es Stu, otro viajero que conocí en mi viaje antés de tener mi experiencia cómo housesitter.  Este hombre es otro verdadero ejemplo de lo que es vivir con sentido. Stu tenía 59 años, terapeuta, procedente del suroeste de U.K.  Stu, tenía una pequeño problema en su rodilla debido a un accidente, por lo que llevaba un pequeño aparato para mejorar la movilidad de la articulación. Sin embargo, Stu viajaba por Nueva Zelanda haciendo autostop y haciendo Housesitting. Había estado en casi una decena de casas en Nueva Zelanda.
  3. ¿Dónde puedo hacer housesitting? Cómo ya has visto, en muchísimos lugares. Normalmente en países más occidentales.  Yo te recomendaría que dependiendo de el país en el que quieras viajar, busques una plataforma específica de ese país.  En el apartado anterior te he dejado algunas plataformas en las que ya puedes ir investigando.

“Alberto es genial, te ahorras dinero, conoces un montón de gente y además estás muy tranquilo”

Stu

Conclusiones

Housesitting es una opción que puedes concebir en tu viaje por muchísimos motivos.

  • Para hacer un pequeño parón  en tu viaje, despúes de mucho tiempo en movimiento.
  • Para  pasar un tiempo con animales.
  • Para tener tiempo para tí. Hay algo de lo que intento ser consciente todos los días. No puedes estar bien con los demás si no estás bien contigo mismo. 
  • Para conectar con diferentes personas. Encontrarás personas muy interesantes con esta manera de viajar.
  • Y por último, para ahorrarte un buen dinerillo.

Y hasta aquí el artículo de hoy. Cómo siempre si te ha gustado el artículo y crees que le puede ser útil a más gente, no dudes en compartirlo ( Utiliza los botones de la izquierda para compartir)


Y cómo siempre, continuo con mi ejercicio de gratitud. Hoy tengo que dar las gracias a todas esas personas que me han acogido de una forma maravillosa en este nuevo lugar en el que me encuentro. Fatcat Comunity, el hostel-comunidad de viajeros dónde voy a pasar el siguiente mes haciendo Woofing. En este caso cocinando 4 días a la semana a cambio de comida, alojamiento y la gran oportunidad de conocer a todos esos viajeros que van pasando por aquí. Pronto te contaré acerca de esta experiencia.

Acerca de Alberto

Soy Alberto, ese que está detrás de Mi Mundo en la Mochila. En los últimos años , viajar me ha proporcionado experiencias increíbles. Aquí quiero mostrarte cómo viajar más por menos y cómo esto producirá consecuencias terribles en tu persona . Actualmente preparando mi gran viaje con billete de ida. Aquí te lo cuento

4 comentarios en “Housesitting, viajar cuidando de casas, de mascotas, viajar conectando con personas.

  1. Excelente información! Estoy intentando realizar la experiencia en América Central o América del Sur, pero todavía no se usa tanto. Pero es buenísimo ver como funciona! Gracias!

    • Hola Orne

      Cómo comento en el artículo, hay ciertos sitios dónde es más fácil encontrar lugares para hacer housesitting. Igualmente creo que esta forma de colaborar se irá expandiendo rápidamente.

      Un abrazo 😉

  2. Fantástico me ha encantado leer el articulo. Genera muy buen feeling y da una idea de como puede ser el futuro (aunque ya es presente) . Cuando el mundo despierte a que las cosas pueden ser win/win va a ser alucinante 🙂 Gracias por compartir

    • Hola Mario.
      Encantado de que te haya encantado.
      Y cómo dices, esa filosofía será la que reinarán en este tiempo que viene. Colaborar para mejorar un poco este mundo.

      Un abrazo fuerte Mario 😉

Deja un comentario